Una feria que despierta nuestro espíritu infantil

Una feria que despierta nuestro espíritu infantil

Una feria, de las auténticas, instalada en el Jardín de las Tullerías durante todo el verano. Se proponen sesenta atracciones entre el Museo del Louvre y la Place de la Concorde. El dulce aroma de los gofres, de las manzanas caramelizadas y de los algodones de azúcar se mezcla en el ambiente y nos recuerda a nuestra infancia. Pero, esta feria tiene una particularidad, ¡no tiene sonido! Esto da lugar a distintas actuaciones musicales como, por ejemplo, conciertos de jazz. Esta feria, tiene un entrañable toque anticuado, con sus tiovivos, sus juegos de pesca de patos, su palacio de espejos… Nos deja un agradable sabor de antaño que, a su vez, se mezcla con la más rabiosa actualidad con la moderna atracción 6G, que gira a 140 km/h.

Se trata de un lugar agradable y festivo, ideal para una salida en familia, en pareja o entre amigos, en un ambiente majestuoso, uno de los jardines a la francesa más antiguos.

© Paris Tourist Office – Photographe : Studio TTG

Más información