Una visita ineludible para los amantes del buen vino

Una visita ineludible para los amantes del buen vino

El vino francés es conocido en todo el mundo por su calidad y su diversidad, reflejo de la riqueza singular de nuestras regiones. A 15 minutos a pie del hotel, situado en la rue du Faubourg Saint-Honoré se encuentra un lugar excepcional, la conocidísima bodega Les Caves de Taillevent. Con 2000 referencias de vinos y licores, 300 de las cuales de borgoña, Les Caves de Taillevent es la envidia de todas las bodegas. El día de mi visita, me recibió Gaëtan, el responsable. Me dejó perpleja con su despliegue de conocimientos y elegancia. El lugar es magnífico, de una gran sutileza, y presenta sus tesoros con esmero y atención. Los guardianes de este templo de valor incalculable están a la altura. Elegancia y modestia, ¡la combinación perfecta!

Los precios varían “ligeramente”… podemos encontrar un vino de Côte-Rôtie entre 147 € y 17 000 €, y se pueden alcanzar los 20 000 € para el licor que ocupa el lugar preferente de la bodega, un coñac de 1802 (¡y sin una arruga!). Se organizan regularmente degustaciones gratuitas con inscripción previa. Otras, de pago y elaboradas a medida, se proponen a partir de 80 € por persona. Por si fuese poco, justo enfrente de la bodega se encuentra el restaurante, Les 110 de Taillevent, en el que podrá elegir entre 1200 referencias de vinos y podrá degustar una copa de los grands crus. ¿Aún tiene dudas?

Más información